Reflujo gastroesofágico en lactantes: Causa, síntomas y tratamiento.

¿Porqué se produce el reflujo gastroesofágico en lactantes? La alimentación durante el primer año de vida del bebé es una de los trastornos más frecuentes durante la edad pediátrica, con más frecuencia en bebés alimentados de lactancia artificial que de lactancia materna. Pudiendo provocar irritabilidad pero normalmente suele resolverse repentinamente. Es lo más habitual en bebés, pero los padres sufren al ver que su pequeño tiene esa incomodidad después de cada toma, o incluso horas después.

¿Cuál es la causa por la que regurgita el lactante?

Su aparato digestivo aún está inmaduro y todavía se está desarrollando. Surge cuando el músculo en la parte superior del estómago del bebé es demasiado débil, por eso a este tipo de regurgitaciones les llamaremos reflujo gastroesofágico madurativo o fisiológico.

El reflujo infantil se produce en bebés sanos varías veces al día, por esto no hay que alarmarse, si tú bebé está contento, se desarrolla todo con normalidad no es motivo de preocuparse. Muy pocas ocasiones el reflujo puede ser signo de problemas médicos. Estos episodios como regla general no les produce complicaciones. Solo ocasiona algo de regurgitación en pequeña cantidad  y molestias después de comer.La regurgitación consiste en expulsar pequeñas cantidades de leche de forma involuntaria. Sucede cuando los alimentos en el estómago regresan al esófago, tubo que conecta la boca y el estómago.

Diferencia entre regurgitación y vómitos en bebés

La regurgitación es mucho más escasa, sin esfuerzo y no son particularmente contundentes, sin llegar a ser algo grave. Es el reflujo simple del alimento que el bebé acaba de ingerir, desde el estómago a la boca. Sin embargo el vomito es mucho más violenta que la regurgitación, es expulsar con fuerza el contenido del estómago a través de la boca  y puede ir acompañado de malestar, sudoración, etc. Provocada en ocasiones con anomalías del aparato digestivo, y otras veces aparece ligado a una infección viral en el estómago, como intolerancias alimenticias, etc. Tanto la regurgitación como el vómito suelen mejorar notablemente en los primeros seis meses de vida del bebé.

REFLUJO GASTROESOFÁGICO EN LACTANTES

Señales evidentes de reflujo gastroesofágico en lactantes

Irritabilidad del bebé, llanto excesivo, malos hábito, dificultad para comer, acidez estomacal, gases, dolor, pueden presentar síntomas respiratorios ( tos, sibilancias, etc) los lactantes pueden no aumentar de peso o con menos frecuencia pierden peso.

Medidas que podemos llevar a cabo para minimizar esta causa de regurgitación de nuestro bebé

Los síntomas tienden a resolverse en alto porcentaje. Lo que llevaremos son una serie de medidas para minimizar estos episodios tan frecuentes en bebés.

  • Primeramente al darle la toma a tu peque, asegúrate que sea en un entorno adecuado y confortable, así evitaremos que el bebé esté tenso, distraído  y pueda llevar adecuadamente y tranquilo su toma.
  • Alimentar al bebé antes de que tenga mucha hambre.
  • Darle pausadamente su alimento en posición vertical y haciendo pausas si fuera necesario.
  • Revisar muy bien el biberón adecuado y la tetina fundamental ojearla para asegurarse que sea del tamaño correcto para que no salga mucha cantidad de leche, si el orificio es grande o si el orificio es pequeño para que no se hagan burbujas, así evitaremos gases, cólicos, etc.
  • Cuando termine de alimentarse, colocarle en posición vertical unos 20,30 minutos.
  • Alimentarle en pequeñas cantidades
  • Elevar la cabecera de la cuna
  • Y mucha paciencia con vuestro pequeño!! Tómate el tiempo necesario para hacerle eructar al bebé, y súper conveniente hay que hacer todos estos pasos para ayudar a prevenir o aliviar la regurgitación.

tratamiento del reflujo gastroesofágico

Tratamiento dietético y farmacológico de la regurgitación del bebé

Si los anteriores consejos no ayudan a minimizar la regurgitación, tú pediatra puede que te recomiende una fórmula anti-regurgitación o bien utilizar fórmulas preparadas como supresores de ácido (ranitidina, omeprazol, etc) si persiste las regurgitaciones y las molestias no obteniendo mejorías acude al especialista para realizarle las oportunas pruebas complementarias.

 

Contacto

 Dirección: Calle de Vital Aza, 54, 28017 Madrid
Teléfono: 643 82 30 67

Email: info@pequesalus.com

Ofrecemos servicio de enfermeras Salus cualificadas en Madrid, Barcelona, Marbella, Andalucía y Málaga.

¡Recibe consejos y guías gratis!

© Copyright 2021 PequeSalus | Diseñado por SatitecGroup

¡Llámanos ahora!