Lactancia materna: ¬ŅC√≥mo dar de mamar al beb√©?

La lactancia materna: A muchas madres les preocupa saber cómo deben dar de mamar a sus hijos. Para ello, pueden orientarse conociendo cuándo debe iniciarse la lactancia, cómo aprenden a mamar los bebés y cuál es la forma de sujetarlos mientras se les está dando el pecho. La mayoría de las mujeres produce leche materna tras el nacimiento de sus bebés. Algunas madres consiguen dar el pecho sin dificultad tras el parto.

Otras, sin embargo, necesitan apoyo y asesoramiento para establecer correctamente la lactancia materna desde el inicio. La leche materna proporciona todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de tu bebé. Además, dar el pecho permite a la madre recuperarse antes del parto y ayuda a desarrollar el vínculo de apego con su hijo.

 

cuando iniciar la lactancia materna

 

¬ŅCu√°ndo conviene iniciar la lactancia materna?

 

Para que la lactancia materna funcione, es importante empezarla cuanto antes tras el parto, aunque si comienza un poco más tarde no tiene por qué haber problemas.

Lo ideal es empezar a dar el pecho desde el primer momento en el hospital o la maternidad dónde se ha producido el parto. Cada vez hay más profesionales sanitarios (matronas, pediatras) que dan su apoyo a la madre en estos primeros días para establecer la lactancia materna.

Existen en algunas Comunidades Aut√≥nomas los llamados Hospitales Amigos de los Ni√Īos. Pretenden facilitar que el nacimiento sea un hecho natural y, para ello, procuran que se lleve a cabo el menor n√ļmero de intervenciones m√©dicas innecesarias tanto hacia la madre como hacia el beb√©. Tambi√©n pretenden facilitar el inicio de la lactancia materna sin interferencias.

 

el bebé aprende a mamar

 

¬ŅEl beb√© aprende a mamar durante la lactancia materna?

 

Los bebés disponen de un reflejo innato de succión y jugarán con el pezón en cuanto se lo acerque la madre. Si empiezan a mamar tras el parto, los bebés se beneficiarán del calostro, la primera leche que aflora desde el momento del parto hasta cuatro días

Después. Se trata de un líquido de color amarillento y sabor dulce que tiene gran cantidad de proteínas y sales minerales y que les inmuniza contra las infecciones y alergias.

 

el calastro lactancia materna

 

¬ŅC√≥mo debemos sujetar al beb√© mientras le damos el pecho?

 

Al principio es necesario aprender una serie de movimientos que con el tiempo se har√°n m√°s f√°ciles. Es importante asegurarse de que el beb√© llega bien al pecho y no tiene el cuello doblado, ni girado. Por eso hay que poner al beb√© ¬ętripa contra tripa¬Ľmejor que la madre acerque al beb√© a su cuerpo que no hacerlo al rev√©s, pues quiz√° ella est√© inc√≥moda y tensa.

El reflejo de b√ļsqueda hace que gire su cabeza abriendo la boca hacia un lado si algo le roza la mejilla o el labio. El beb√© buscar√° el pez√≥n moviendo la cabeza de un lado a otro. La madre puede ayudarle toc√°ndole la mejilla con la mano para orientarle. Tambi√©n puede tocar su labio inferior o la mejilla con el pez√≥n, lo cual estimular√° el reflejo que le hace buscar el pez√≥n con la boca. De este modo, el beb√© abrir√° la boca, momento que se debe aprovechar para acercarlo al pecho.

Cuanto más abra la boca el bebé, mejor, pues así es seguro que abarcará una buena parte de la aréola y succionará mejor.

La lengua por encima de su labio inferior y rodean el pez√≥n con ella mientras maman. Es se√Īal de que est√°n bien cogidos al pecho.

Recuerde que su boca debe cubrir toda la ar√©ola, incluido el pez√≥n. La madre puede coger el pecho por abajo con la palma de la mano. Es opcional apoyar el pulgar por encima. Si se hace, que sea suavemente. No se recomienda poner la mano ¬ęen tijera¬Ľ.

Si ‚Äčel‚Äč beb√© ‚Äčest√° ‚Äčbien ‚Äčcogido ‚Äčal‚Äč pecho, ‚Äčes‚Äčmenos‚Äčprobable‚Äčque‚Äčse desarrollen grietas.

La forma de la nariz de los bebés hace que no sea necesario apartar el pecho para que respiren (sólo en algunos casos).

 

dar el pecho correctamente

Consejos para dar el pecho a los bebés recién nacidos correctamente

Para llevar a cabo la lactancia materna de una manera adecuada pueden darse algunos consejos. √Čstos facilitan que la madre sepa c√≥mo debe hacerlo y le resuelven algunas de las dudas que pueda tener. Estos consejos est√°n relacionados con temas que frecuentemente preocupan a las madres lactantes. Son muy √ļtiles especialmente para las mujeres que dan el pecho por primera vez.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos acerca de diferentes aspectos de la lactancia materna, para que dar el pecho a tu bebé te resulte más sencillo:

  • Ofrecer el pecho a demanda

Esto es, ofrecer el pecho cuando los beb√©s dan se√Īales de tener hambre. Si los beb√©s tienen sue√Īo, ser√° dif√≠cil que agarren bien el pecho, aunque sea ¬ęsu hora¬Ľ. Si lloran porque tienen demasiada hambre, tampoco lo har√°n bien. No es necesario atenerse a ning√ļn horario. De hecho, el √©xito de la lactancia est√° re√Īido con el reloj.

  • No limitar el tiempo que los beb√©s est√°n al pecho

El tiempo no ser√° igual para todos los beb√©s ya que cada uno necesita m√°s o menos dependiendo de si est√° nervioso, si se distrae con facilidad, se queda dormido mientras mama…

Los primeros minutos son importantes ya que es cuando el ni√Īo ingiere mayor cantidad de leche. Pero la leche del final contiene m√°s grasa por lo que es igualmente necesario para que quede saciado y gane peso.

  • Dar de mamar en ambos pechos de modo que se vac√≠en con regularidad

Puede ofrecerse un pecho primero, hasta que el bebé lo suelte solo. Y darle del segundo después si quiere. La toma siguiente se empieza por el que se terminó. Algunos bebés quedan saciados sólo con un pecho y se les dará el otro en la toma siguiente.

  • Vaciar el pecho

Cuando el pecho no se vac√≠a del todo pueden surgir algunos problemas como la mastitis. En estas situaciones no suele interrumpirse la lactancia pues existe el peligro de provocar un absceso: si el beb√© no quiere m√°s leche, se debe vaciar la que sobra de los pechos con un sacaleches. Por otro lado, la hip√≥fisis recibe el mensaje de que ¬ęno hace falta producir tanta leche¬Ľ y esto puede llevar al fin de la lactancia.

  • No dejar ¬ędescansar el pecho¬Ľ

La producci√≥n de leche se adapta a las necesidades de los beb√©s. Si los beb√©s maman m√°s a menudo o m√°s tiempo, el cuerpo de su madre responde fabricando m√°s leche. Si por error ¬ęse deja descansar al pecho¬Ľ la producci√≥n de leche disminuir√°. El pecho no es un almac√©n sino una f√°brica muy bien organizada.

  • No confundir a los beb√©s: evitar las tetinas durante la lactancia

Aprender a mamar no es igual de fácil para todos los bebés. Algunos se confunden si se les pone en la boca un chupete o una tetina, pues tanto la forma de las tetinas de plástico como la manera en que deben ser succionadas son muy distintas del pecho.

Como el bebé no necesita tomar agua, ni infusiones, ni suplementos, mientras se establece la lactancia conviene evitar todo tipo de tetinas.

  • Adaptarse a los tiempos del beb√© en sus deseos de alimento y en el descanso

Cuando un reci√©n nacido se duerme antes de la √ļltima tetada no debemos despertarlo. El descanso le permitir√° a la madre producir m√°s leche y relajarse.

 

primeras tomas lactancia

Los primeros d√≠as de lactancia: ¬Ņel calostro es suficiente?

Muchas madres se encuentran, en el inicio de la lactancia, con la duda de si el calostro es suficiente alimento para su bebé. Hasta que les sube la leche, se sienten muy angustiadas pensando que no están alimentando bien a su recién nacido. El asesoramiento por parte de profesionales es esencial para reducir esta angustia.

Estar informada es positivo y da seguridad a la hora de iniciar la lactancia. Sin embargo, la mayoría de las madres se encuentran con situaciones que no esperaban cuando comienzan a dar el pecho.

Una de ellas es qué hacer los primeros 3 o 4 días tras el nacimiento del bebé, antes de que se produzca la subida de la leche. Durante esos días, se supone que el recién nacido debe alimentarse con el calostro, que es el tipo de leche que se produce en esta fase inicial. Sin embargo, a muchas madres les da la sensación de que sus bebés se quedan con hambre, que lloran y lloran porque tienen hambre.

 

el calastro es suficiente

 

El calostro ¬Ņes suficiente?

 

El calostro es una sustancia muy nutritiva, suficiente para alimentar al bebé hasta que se produce la subida de la leche y que no es recomendable en absoluto dar al bebé suplementos alimenticios (en condiciones normales).

Sin embargo, la angustia de la madre que piensa que el calostro no es suficiente puede ser considerable. M√°s a√ļn cuando las abuelas y t√≠as del beb√© insisten en que √©ste tiene hambre, que la madre no tiene leche suficiente, etc. Es importante tener en cuenta que es normal que la madre tenga miedo de no estar alimentando a su reci√©n nacido adecuadamente. La realidad es que algunas madres deciden dar suplementos alimenticios a su beb√© hasta que les sube la leche. En algunos casos, despu√©s de esto, la lactancia se instaura bien y no pasa nada. Pero, en otros, esto supone condicionarse a una lactancia mixta o al fin prematuro de la lactancia materna.

No obstante, es esencial que el bebé mame para estimular la producción y subida de la leche. Por tanto, lo más aconsejable es que la madre se ponga a su bebé al pecho constantemente durante estos días.

Aun así, durante estos primeros días tras el parto, cuando todavía no se ha producido la subida de la leche, es muy positivo que las madres se asesoren con pediatras y matronas sobre cómo gestionar la lactancia. Esto les ayudará a reducir la angustia que les produce la creencia de que el calostro no es suficiente alimento para su bebé.

 

subida de la leche lactancia

¬ŅC√≥mo se produce la subida de la leche?

El calostro es una sustancia que sale de los pechos después del parto y durante los tres o cuatro días siguientes. Entonces se produce la primera subida de leche, gracias a la acción de una veintena de grupos de glándulas, conectadas a los pezones a través de los conductos galactóforos. Notarás un hormigueo en los pechos cada vez que se produzca una nueva subida de la leche.

A lo largo de los nueve meses de gestación, los pechos de la mujer se transforman paulatinamente preparándose para la lactancia. Tanto la placenta como los ovarios han segregado grandes cantidades de estrógenos y progesterona, las hormonas que estimulan las glándulas que producen calostro, sustancia previa a la leche que sale de los pechos después del parto y durante los tres o cuatro días siguientes.

La producción de leche está directamente relacionada con una veintena de grupos de glándulas que se encargan de segregar leche y que están conectadas a los pezones a través de los conductos galactóforos.

Cuando el bebé mama se estimulan los nervios del pezón. Estos nervios llevan la petición de leche a través de la columna vertebral de la madre a la hipófisis o pituitaria donde se producen la prolactina y la oxitocina, unas hormonas que fabrican la leche y la liberan a través de los pezones.

La prolactina estimula los pechos para que produzcan m√°s leche y la oxitocina favorece las contracciones de los peque√Īos m√ļsculos que rodean los conductos de los pechos y los aprietan para expulsar la leche hacia las reservas que existen tras la ar√©ola. √Čstas son unas peque√Īas dilataciones de los conductos, llamados senos galact√≥foros.

A los dos o tres d√≠as del parto se produce la primera subida de leche, y los pechos se ponen muy tensos e inflamados. Puede ser molesto, pero se alivia si se pone al ni√Īo a mamar a menudo para que los vac√≠e y, entre las tomas, se aplican toallas calientes o fr√≠as seg√ļn la preferencia personal.

M√°s adelante, cuando la lactancia ya est√° establecida, en cada toma se puede notar una ¬ęsubida de la leche¬Ľ (en algunos libros la llaman ¬ębajada¬Ľ) que es debida a la acci√≥n de la oxitocina. Se notar√° un peque√Īo hormigueo en los pechos cuando el beb√© haya dado ya unas cuantas chupadas. Esto indica que la leche ya est√° subiendo.


Recuerda, que si necesitas una cuidadora salus este verano para poder disfrutar de tus vacaciones despu√©s del fin de la cuarentena, desde PequeSalus, ponemos a tu disposici√≥n Salus en Madrid y en el resto de provincias de Espa√Īa para que tu beb√© est√© en manos de enfermeras profesionales.

Dejar un comentario

Contacto

 Dirección: Calle de Vital Aza, 54, 28017 Madrid
Teléfono: 643 82 30 67

Email: info@pequesalus.com

Ofrecemos servicio de enfermeras Salus cualificadas en Madrid, Barcelona, Marbella, Andalucía y Málaga.

¡Recibe consejos y guías gratis!

¬© Copyright 2021 PequeSalus | Dise√Īado por SatitecGroup

¬°Ll√°manos ahora!