La piel del bebé recién nacido es tierna e inmadura

La piel del bebé recién nacido: Su sensibilidad es extrema debido a que carece de protección frente a los agentes externos una vez que, al lavarles o bañarles por primera vez, los bebés pierden la protección natural que les cubre en el útero materno.

Los niños nacen con una sustancia predominantemente grasa que tiene varias funciones, entre otras la de proteger al niño de la deshidratación e incluso de las infecciones del ambiente que lo rodea, totalmente nuevo para él. Muchos factores pueden contribuir que la piel del bebé recién nacido sea  seca y xerótica. Entre los factores externos hay que mencionar las agresiones climáticas, ambientales y químicas. Los ambientes secos, el frío, el viento y la humedad, así como el abuso de detergentes delipidantes, pueden provocar la deshidratación de la piel, con la aparición de escamas, piel seca, etc.

En el baño o en la ducha, hay que evitar el uso de  jabones agresivos así como de esponjas u otros artilugios (guante de crin, manoplas, cepillos, etc) que puedan irritar la superficie cutánea.

 

cuidados de la piel del bebé

 

La elección del gel o el champú para la piel del bebé

 

La elección del gel o el champú para la ducha es un acto al que se debería prestar más atención. A la hora de comprar alguno de sus productos de higiene diaria, deberíamos conocer el pH sus ingredientes (ver siempre el INCI/composición en la parte posterior de la etiqueta) y, utilizar sólo líneas infantiles creadas especialmente para proteger y mimar la piel de bebé. Para el cuero cabelludo, se recomienda el uso de champús elaborados con jabón sin jabón (syndet). La piel del bebé también puede tener marcas o signos y puedes leer sobre ello aquí.

Asimismo, después de un placentero baño es de suma importancia mantener la piel bien hidratada. Para ello, se utilizaremos lociones y/o leches hidratantes  que tengan una acción emoliente, suavicen la piel y aumenten su elasticidad. La sequedad, puede causar picor e irritación.

Los productos con fórmulas a base de extractos y/o aceites vegetales resultan los más idóneos dada la afinidad de las células vegetales con la estructura de la piel del bebé recién nacido . Su  piel inmadura  tiene mayor capacidad de absorción, por lo que cualquier otro tipo  de sustancias  pueden resultar agresivas o irritantes.

 

hidratar piel de bebe

 

Precauciones en la piel a la hora de vestir a un bebé

 

En el vestir, hay que tener en cuenta, que ciertas prendas de lana o fibras artificiales, pueden aumentar el prurito de la piel del niño, sobre todo si este es atópico, así como el abrigo excesivo. Se aconseja vestirlos con prendas de algodón y, a ser posible de algodón orgánico. ¿Conoces el problema de la ictericia en bebés?

El bebé tiene la piel muy sensible y para cuidarla bien hay que extremar los cuidados. En el baño, el cambio de pañal y la ropita tendremos que poner atención, sin obsesionarnos, simplemente teniendo algunas precauciones en el trato, la limpieza y la elección de los materiales.

 

el sol y la piel del bebé

El frío, el viento y el sol

Salir de paseo es muy conveniente para los bebés, y habría que intentar, si no están malitos o nos lo ha desaconsejado el médico por algún problema, salir a diario para que le de el aire pero teniendo cuidado con los elementos atmosféricos más agresivos: frío, viento y sol.

Que el bebé reciba luz solar ayuda a su organismo, proporcionándole vitamina D, pero no le puede dar el sol directo en los ojos ni exponerlo a los rayos directos, especialmente en verano y en general, protegerlo del calor. En invierno debemos protegerlo del viento y el frío, que también pueden irritar la delicada piel de su cara, por lo que debemos llevarlo en un porta bebés adecuado o usar la capota del cochecito si hace mucho viento.

 

la piel del bebé

 

¿Cómo debemos hidratar la piel del bebé?

 

En cuanto a la hidratación, es conveniente hidratar la piel del bebé con una crema hidratante sin perfumes y específica para el bebé. Hay que tener en cuenta que la piel del bebé es muy finita y puede absorber muy fácilmente sustancias que contactan con su piel. Por este motivo, no se le puede poner en contacto con cualquier tipo de crema, jabón o antiséptico, y hay que ser prudente en ese sentido. Siempre es recomendable usar los productos que recomiende el pediatra o el dermatólogo que visita frecuentemente a ese niño.

Si necesitas ayuda con tu bebé, nuestras enfermeras Salus de Madrid te pueden ayudar, puedes llamarnos al 643823067 sin compromiso si tienes cualquier duda. Puedes acceder aquí al formulario de contacto.

Contacto

 Dirección: Calle de Vital Aza, 54, 28017 Madrid
Teléfono: 643 82 30 67

Email: info@pequesalus.com

Ofrecemos servicio de enfermeras Salus cualificadas en Madrid, Barcelona, Marbella, Andalucía y Málaga.

¡Recibe consejos y guías gratis!

© Copyright 2021 PequeSalus | Diseñado por SatitecGroup

¡Llámanos ahora!