Te contamos todo sobre el Blues de posparto

El Blues de postparto es considerado un síntoma normal de la madre primeriza, que puede durar unas horas o desaparecer entre diez y quince días después.

  • Hace referencia a un trastorno transitivo caracterizado por cambios rápidos en el estado de ánimo al igual que ansiedad, disminución de nivel de concentración, insomnio y facilidad para el llanto.
  • Los cambios hormonales probablemente juegan un papel importante.
  • A pesar de que todas las mujeres experimentan fluctuaciones hormonales, algunas de ellas van a ser más sensible al cambio que otras. Y si a esto le sumamos el sueño interrumpido del bebé, el desgaste fisiológico que representa amamantar y el cambio en el ritmo de vida, resulta fácil determinar por qué este trastorno es tan común.
  • Las mujeres que experimentan el blues del postparto y manifiestan síntomas más intensos y duraderos tienen un riesgo incrementado de desarrollar una depresión postparto.

Blues de postparto o baby blues… ¿sabes lo qué es?

Después del sentimiento de felicidad viene la tristeza. Nace el bebé tan esperado. Normalmente la madre debería estar alegre y disfrutar esta etapa tan maravillosa junto a su bebé. Desafortunadamente, no todas las mujeres se sienten completamente felices y a veces aparece el Blues de postparto.

Porque los primeros días tras el parto son unos de los más intensos de sus vidas. La alegría por la llegada del nuevo bebé, el cansancio, la tensión, la falta de sueño,… Todas estas sensaciones son normales pero también es normal que se produzcan trastornos en el estado de ánimo. Uno de los más comunes es lo que se conoce como

El baby blues (o también llamado blues postnatal) es una alteración emocional que aparece en los primeros 2 – 3 días tras el nacimiento de un bebé. Usualmente, no perdura más de dos semanas y se trata de un cuadro de melancolía maternal muy común en el puerperio.

Se estima que entre el 30 – 80% de las madres lo padecen tras el parto y aunque sea un cuadro leve, puede afectar a la vida de la mamá y a la de su recién nacido. Un cuadro de tristeza o melancolía puerperal se caracteriza por:

  • Sentimientos de desánimo, apatía, tristeza.
  • Irritabilidad
  • Ganas de llorar sin motivo aparente
  • Cambios en el estado emocional
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Ansiedad leve

depresión postparto

Depresión postparto diferencia con Blues de postparto

 

  •  A diferencia del Blues del postparto si esta etapa se extiende más allá de las 2 semanas puede ser un indicio de depresión postparto. Alrededor de 20% de las mamás pueden experimentar este estado clínico de depresión que puede durar hasta un año.
  • Puede provocar sentimientos de angustia, ansiedad, fatiga o baja autoestima. Pueden dejar de comer, y tener dificultades para dormir.
  • Otro signo de alarma seria la pérdida de peso. Una mujer también puede estar sufriendo la depresión cuando ella no puede dormir a pesar de que el bebe está durmiendo.

Factores de riesgo para la depresión postparto

  1.  Problemas con la pareja
  2.  Situación de estrés durante los 12 meses previos
  3.  Falta de apoyo de parejas, familiares y amigos
  4.  Vivir sin pareja
  5.  Gestación no planeada
  6.  Falta de empleo
  7.  Estrés relacionados con el cuidado del niño
  8.  Niños con malformaciones congénitas

¿En qué consiste la depresión postparto?

La depresión postparto consiste en el desarrollo de una depresión en la madre tras el nacimiento de su hijo. A veces, esta depresión puede tener una fácil explicación, bien porque el hijo no ha sido deseado o porque no es normal.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones la depresión parece no tener sentido: « Deseaba tanto tener este hijo y ahora que lo tengo me siento completamente desdichada«, «¿Qué me está pasando?», «El parto fue magnífico, mucho mejor de lo que esperaba, y todo el mundo se portó maravillosamente no lo estoy disfrutando?, Quizás no valgo para ser madre».

Estas mujeres no son unas desagradecidas o unas malas madres sino que están experimentando una de las complicaciones más frecuentes del parto, la depresión postparto, un trastorno que todavía sufren en silencio un gran número de mujeres.

síndrome de blues de postparto

¿Cuál es la frecuencia?

La depresión postparto es una de las enfermedades más frecuentes tras el parto ya que afecta a una de cada diez parturientas. Si no se trata adecuadamente puede persistir durante meses e incluso años a diferencia del Blues de postparto que es de corta duración.

¿Cuáles son sus síntomas?
  • Tristeza

La tristeza es desde luego el síntoma más frecuente de la depresión postparto. Las pacientes se sienten bajas de ánimo, infelices y desgraciadas la mayor parte del tiempo, aunque estos síntomas pueden empeorar en algún momento particular del día, como por las mañanas o por las tardes. En ocasiones, las pacientes pasan días malos y días buenos, siendo estos últimos realmente frustrantes ya que el día bueno previo hizo que se albergaran esperanzas de mejorar. A veces, a las pacientes les parece que no merece la pena vivir, precisamente en unos momentos en que deberían sentirse muy alegres.

  • Irritabilidad

La irritabilidad con frecuencia acompaña a la sensación de tristeza. La paciente puede estar irritable con sus otros hijos y ocasionalmente incluso con el recién nacido, aunque la mayoría de las veces lo está con su marido quien no suele comprender qué es lo que está pasando.

  • Fatiga

Todas las nuevas madres se sienten un poco abrumadas y fatigadas, pero la madre con depresión postparto se siente tan agotada que llega a pensar que padece alguna enfermedad física.

  • Insomnio

Cuando por fin la madre se va a la cama puede que tenga dificultad para conciliar el sueño; o si duerme, puede que se despierte muy pronto, incluso aunque su pareja sea quien se ocupe de alimentar al bebé durante la noche.

  • Pérdida de apetito

Las madres deprimidas generalmente no tienen ni tiempo ni ganas de comer lo cual contribuye a que se sientan malhumoradas y agotadas. Algunas madres deprimidas comen en exceso para aliviar su malestar psicológico y luego se sienten culpables y molestas con su gordura

  • Incapacidad para disfrutar

Lo que antes era un placer ahora no apetece y lo que antes interesaba ahora se convierte en aburrido. Esto es especialmente cierto en el caso de las relaciones sexuales. Algunas mujeres recuperan el interés por el sexo (si es que en algún momento lo perdieron) antes de que transcurran 6 semanas del parto, pero las madres con depresión postparto suelen rechazar cualquier contacto sexual, lo que puede generar tensión en la pareja.

  • Desbordamiento

Las madres con depresión postparto tienen la sensación de no disponer de tiempo para nada, de no hacer nada bien y de no poder hacer nada para remediarlo. A estas pacientes les resulta realmente difícil el establecer nuevas rutinas para poder hacer frente al bebé y a la nueva situación que viven.

  • Ansiedad

Suele ser aguda y se puede presentar en forma de temor a quedarse sola con el bebé por miedo a que este grite, no quiera comer, se ahogue, se caiga o se haga daño de cualquier otra forma. Algunas madres deprimidas perciben a su bebé como un objeto. En vez de sentir que han dado a luz a la criatura más cariñosa y adorable del mundo se sienten distantes de su hijo, al cual perciben como un pequeño ser misterioso y extraño, cuyos pensamientos (de tener alguno) son insondables y cuyas necesidades y emociones deben ser en algún modo satisfechas. La tarea de la nueva madre deprimida que todavía no se ha «enamorado» de su hijo es realmente dura. No obstante, el amor surge al final, cuando el niño es mayor y más interesante. Sin embargo, la depresión postparto puede desarrollarse aún cuando el amor por el recién nacido sea intenso. En estos casos, la madre teme desesperadamente perder a su precioso bebé por no cuidarlo bien, porque no se desarrolle adecuadamente, por una infección o bien teme que muera súbitamente. Un simple catarro puede causar una gran preocupación. La madre puede obsesionarse con el peso del bebé y alarmarse si llora demasiado o incluso si pasa mucho tiempo en silencio, llegando a pensar: ¿habrá dejado de respirar? Es frecuente que la paciente desee ser constantemente tranquilizada por su pareja, su familia, su médico o cualquier otra persona.

La ansiedad también puede hacer a la madre preocuparse por su propia salud. Puede sentir pánico cuando su pulso se acelera o si tiene alguna palpitación, llegando incluso a pensar que tiene algo malo en el corazón o que está al borde de un accidente cerebro vascular. En ocasiones, se siente tan debilitada que piensa que tiene alguna enfermedad terrible y que nunca volverá a tener energía de nuevo. Estas sensaciones extrañas e inusuales le harán plantearse la pregunta ¿Me estoy volviendo loca? (La respuesta es NO).

El temor de quedarse sola con todas estas preocupaciones puede dar lugar a que incluso la mujer más capaz se sienta tan indefensa que no desee que su marido vaya al trabajo.

Pero…¿No se sienten todas las mujeres un poco así tras tener un hijo?

Gracias a Dios, no. Muchas mujeres, aproximadamente una de cada dos, se sienten un poco llorosas, desanimadas e inseguras en el tercer o cuarto día tras el parto. Es el conocido «maternity blues» o depresión del tercer día que dura de unas horas a un par de días y que pronto desaparece. Desde luego, muchas mujeres se sienten cansadas y un poco desorganizadas cuando regresan a casa del hospital, pero generalmente controlan perfectamente la situación cuando pasa más o menos una semana. Sin embargo, para las madres con una depresión postparto las cosas empeoran día tras día.

cuando ocurre la tristeza postparto

 

¿Cuando ocurre el Blues de postparto?

La mayoría de los casos de depresión postparto surgen en el primer mes tras el parto, aunque en ocasiones este trastorno puede dar la cara 6 meses más tarde.

¿Por qué ocurre?

Todavía no sabemos lo suficiente sobre por qué las mujeres desarrollan depresiones postparto como para poder estar seguros de quien la desarrollará y quién no. Probablemente no existe una causa única sino más bien diferentes tipos de estrés que pueden tener la misma consecuencia o que pueden actuar conjuntamente.

Sabemos que entre esos «factores de riesgo» están:

  •  Una historia previa de depresión (especialmente de depresión postparto)
  •  Una falta de apoyo por parte de la pareja
  •  Un bebé prematuro o con cualquier tipo de enfermedad
  •  El que la nueva madre hubiera perdido a su madre cuando era niña.

Una acumulación de acontecimientos vitales adversos, como el fallecimiento de un ser querido, la pérdida del empleo de la paciente o de su pareja, problemas económicos, problemas de vivienda, etc.

Sin embargo, una mujer puede sufrir una depresión postparto sin que se aprecie ninguna razón obvia para la misma.

hormonas después del parto

¿Qué pasa con las hormonas?

Parece probable que la depresión postparto esté relacionada con los importantes cambios hormonales que tienen lugar en el momento del nacimiento de su hijo, aunque todavía no dispongamos de evidencias al respecto. Aunque los niveles de estrógenos, progesterona y otras hormonas relacionadas con la reproducción que pueden afectar a las emociones, descienden bruscamente tras el parto, no se han encontrado diferencias entre las hormonas de las madres que desarrollan una depresión postparto y las de las que no. Una posible explicación es que probablemente algunas mujeres puedan ser más sensibles que otras a tales cambios.

 

Psicosis puerperal

 

– Es una patología rara, pero grave que puede poner en peligro la viva de la madre y del recién nacido; a menudo será manifestado en un trastorno psiquiátrico oculto.

– Esta problemática tiene algunos puntos del contacto con el Transtorno bipolar y puede  presentarse síntomas como; manía, depresión severa, alucinaciones, confusión, y cambios drásticos de humor.

– La psicosis puerperal generalmente se aprecia una historia familiar de trastornos psicóticos o una vivencia anterior en la propia persona, el riesgo de desarrollar una psicosis crece conforme aumenta la edad de las mujeres. Así, las féminas que sobrepasan los 35 años tienen el doble de probabilidades de presentar un cuadro psicótico que las mujeres más jóvenes. Ser madres primíparas también aumenta el riesgo.

– Se suele presentar dentro de las dos primeras semanas postparto con síntomas como insomnio severo, rápidos cambios de humor, ansiedad, agitación psicomotora, y fundamentalmente alucinaciones y delirios. Muchas veces, como consecuencia del delirio, pueden negarse a comer.

síntomas de tristeza de embarazadas

Factores de riesgo de la psicosis puerperal

  •  Historia de psicosis puerperal (tasa de caída del 70%)
  •  Historia de trastornos bipolar (tasa de recaída del 20 al 50%)
  •  Historia familiar de psicosis puerperal

No te olvides de que en PequeSalus puedes contratar Salus en Madrid y en el resto de provincias de España para que cuiden de tu bebé enfermeras profesionales con amplia experiencia en pediatría.

Dejar un comentario

Contacto

 Dirección: Calle de Vital Aza, 54, 28017 Madrid
Teléfono: 643 82 30 67

Email: info@pequesalus.com

Ofrecemos servicio de enfermeras Salus cualificadas en Madrid, Barcelona, Marbella, Andalucía y Málaga.

¡Recibe consejos y guías gratis!

© Copyright 2021 PequeSalus | Diseñado por SatitecGroup

¡Llámanos ahora!