Consejos para viajar con un bebé

Llega el momento de las vacaciones y lo vives con muchísima ilusión pero este año además de ser excesivamente excepcional te toca vivirlo por primera vez con tu bebé. Si ésta es tu situación y es el primer verano que sales de vacaciones siendo tres es importante que prestes atención a muchos detalles y que planifiques mucho más que en años anteriores para viajar con un bebé.

Aquí algunos consejos que pueden resultarte muy útiles para afrontar estas próximas vacaciones:

 

El medio de transporte:

 

El coche es siempre la mejor opción para ir con un bebé, tanto sea por el viaje en sí como también por la movilidad que te permite en destino. En el coche tú, o tu bebé, sois dueños de los horarios, los tiempos, las paradas, los descansos. Es fundamental que  respetes las necesidades de tu pequeño. Hay bebés que duermen todo el viaje y sólo necesitan sus tomas y cambios de pañal y hay otros que necesitan tramos más cortos y descansos más largos.

Por otro lado el coche también te permite llevar todo lo que necesites. Siempre comento como BabyPlanner que una vez que hemos sido mamás las mujeres tenemos la capacidad de minimizar nuestro equipaje al máximo, pero por el contrario al bebé queremos llevarle todo lo que necesita y más. En el coche podemos cargar además de las maletas otros elementos como la hamaca, una trona portátil, por supuesto el cochecito, juguetes, y hasta podríamos llevarnos la bañera.

medio de transporte viaje con bebés

 

El destino:

 

Debemos pensar y planificar muy bien el destino que escogeremos teniendo en cuenta las horas de viaje (en función al comportamiento del bebé en el coche), el tiempo del bebé (sabiendo que no podemos llevar a la playa un bebé de menos de 6 meses), el tipo de actividades que nos ofrece el destino (en función a las nuevas rutinas, horarios y necesidades del bebé y la mamá), la temperatura (escapar de las altas temperaturas y buscar un ambiente fresquito siempre es una buena alternativa con un bebé) y las comodidades que nos puede ofrecer el destino.

 

El tipo de alojamiento:

 

Es cierto que no es lo mismo con un recién nacido que con un bebé que ya come y juega en el suelo pero siempre debemos, en todas las etapas del bebé, pensar en qué necesitaremos y qué comodidades tendremos en destino. No es lo mismo una habitación de hotel que nos exige salir a comer y cenar fuera cada día, y que durante los momentos de descanso sólo contaremos con una habitación más o menos pequeña; que buscar una casa para alojarnos con diferentes ambientes, espacio al aire libre (terraza o jardín), cocina, baño más cómodo, etc. Es muy probable que con un bebé necesitemos más descanso y tiempo de ocio dentro (evitando las horas de sol, volviendo más pronto por la noche, o hasta para organizar las salidas) y cuanto más grande y más cómodo sea el espacio en el que nos hospedemos mejor nos sentiremos todos, papás y bebé.

a que sitios viajar con un bebé

 

La maleta:

 

A la hora de armar la maleta para un viaje con un bebé, lo queremos llevar todo, y creo que hacemos bien… Por supuesto que depende al lugar dónde viajemos, a la facilidad que tengamos de comprar aquello que no hemos llevado y qué restricción de espacio en la maleta tenemos. Si viajamos a una casa rural, lejos de un supermercado, farmacia u otras tiendas, pues habrá que llevar de todo (desde medicamentos, hasta todas las posibles cremas que necesitemos, y todos los repuestos que veamos necesarios ante cualquier pérdida) pero si viajamos a una ciudad, siempre pensar qué podremos obtener en destino y qué será realmente lo indispensable.

Respecto a la ropa, no está demás llevar tanto para días muy calurosos como más frescos (su ropita ocupa muy poco espacio); respecto a los pañales el cálculo será en función a cuántos gasta normalmente y unos cuantos extras a ese número; debemos pensar también en medicamentos y neceser con productos de higiene y cuidado bien surtido; dependiendo de su etapa de alimentación lo que necesitemos al igual que los juguetes con los que interactúe según su edad. Por último en función a las comodidades que nos ofrezca el destino puede también que nos sintamos más seguros llevando sus sabanitas de cuna y/o toallas de baño.

la mejor forma de viajar con bebé

Mi consejo como BabyPlanner…

Intenta relajarte. Los viajes con bebés ya nunca serán vacaciones 100% ahora se convierten en “viajes de trabajo”, debes asumir que ya no estarás nunca completamente relajada ni dejarás de trabajar durante las vacaciones pero sí puedes disfrutar y muchísimo de tu familia.

No te estreses si cambia un poco los horarios, las rutinas, si no tiene tanta hambre o hace más problema para comer. Al igual que los adultos, cuando nos vamos de vacaciones los ritmos cambian mucho y no va a malcriarse por unos días fuera de casa y de sus rutinas. Intenta buscar su bienestar en cuanto al sueño y las comidas pero tampoco te agobies, ni te exijas. Ellos entienden que no es su vida normal y al volver a casa no tardarán en acomodarse nuevamente.

Si deseas conocer más sobre la propuesta de BabyPlanner, las 12 claves para planificar la llegada del bebé, o sobre los consejos prácticos que debes tener en cuenta, visita la webpide presupuesto sin compromiso a BabyPlanner y comencemos juntas a planificar la llegada de tu bebé.

bebé en la playa viaje

Y si prefieres viajar sin tu bebé y que alguien lo cuide…

En PequeSalus nos hacemos cargo de todo, pondremos a tu disposición una cuidadora Salus para tu bebé con titulación en pediatría y experiencia previa en el cuidado del bebé. Esta se encargará de cuidar de tu pequeño mientras te encuentras de viaje. Además ayudará a regular los patrones de alimentación, sueño y lo ejercitará con técnicas de desarrollo psicomotriz para bebés.

Contacto

 Dirección: Calle de Vital Aza, 54, 28017 Madrid
Teléfono: 643 82 30 67

Email: info@pequesalus.com

Ofrecemos servicio de enfermeras Salus cualificadas en Madrid, Barcelona, Marbella, Andalucía y Málaga.

¡Recibe consejos y guías gratis!

© Copyright 2021 PequeSalus | Diseñado por SatitecGroup

¡Llámanos ahora!