Sexualidad en el embarazo

El embarazo es reconocido como una crisis del desarrollo, no solo para la mujer, sino para su pareja. La sexualidad en el embarazo es importante para que esta nueva etapa se viva con normalidad y unidad familiar.

Estando el bebé en camino, la vida sexual de la pareja puede cambiar, pero si todo acontece bien, se puede llevar a cabo el sexo hasta el final del embarazo.

El sexo en esta etapa no tiene porque eliminarse, salvo prescripción médica. Si hay que saber que algunas posiciones son más recomendables que otras para el feto y embarazadas y el parto será saludable si en el embarazo se previenen infecciones de transmisión sexual.

El embarazo aumenta el placer sexual

El órgano sensual más importante del cuerpo humano es el cerebro. Es importante que la pareja esté tranquila y  relajada, así podrá disfrutar más del sexo en esta etapa. Por diferentes motivos aumenta el deseo sexual, la mujer se siente atraída por sus curvas y sus senos y eso se lo trasmite a su pareja, falta de preocupaciones, en lo general por la utilización de los métodos anticonceptivos.

consejos sobre sexo en embarazo

 

¿La sexualidad en el embarazo puede dañar al feto?

No perjudica en absoluto, al revés, son beneficiosas al feto, salvo que el médico lo contraindique, bien por amenaza de aborto o de parto prematuro. No hay que tener miedo de que pueda resultar herido, el tapón mucoso cierra la entrada al cuello del útero, es imposible que en la penetración, el pene llegue hasta el bebé, igual que el esperma. El movimiento, achuchones, tampoco le resultará incómodo y perjudicial, le mece y estará protegido por el líquido amniótico. Se puede seguir practicando las relaciones sexuales casi hasta el final de la gestación.

sexualidad y pareja bebe

El Sexo en las diferentes etapas del embarazo

Primer trimestre 

Muchas mujeres evitan mantener relaciones por los contratiempos como el agotamiento, la fatiga y náuseas, trastornos que no favorecen a mantener relaciones sexuales. Y por supuesto por el desconocimiento y porque les angustia la novedad. Como regla general, ¡no comprenden la idea de embarazo y sexo juntos! Por lo que les ocasiona temor que pueda dañar el embarazo.

Es todo lo contrario, la pareja puede tener relaciones sexuales con total libertad durante los tres primeros meses, excepto que exista alguna contraindicación prescrita por el médico. En este primer ciclo, la etapa de gestación puede trasformarse en un oportuno instante de fuerte satisfacción y por otro lado el feto recibe beneficios físicos.

Segundo trimestre

Aún sienten temor porque la barriga coge volumen y el tamaño del feto aumenta. Les ronda por la cabeza miles de dudas, aplastaremos al feto? Como recibirá el sexo? Estas causas frenan a muchas embarazadas. No hay porque preocuparse. Muchas futuras mamás se encuentras espléndidas, su cuerpo les afianza su feminidad y erotismo, los cambios en los senos hacen que la gestante sea más sensual, que desprenderá alegría y felicidad, y esto puede ser estimulantes para la pareja. Desaparecerán los trastornos causados como las náuseas, el cansancio etc. Aumenta su bienestar, se sienten satisfechas y realizadas al hacer el amor.  Ya tienen asimilada la nueva situación, y el volumen de su tripita es manejable. Es el momento perfecto para que la pareja disfrute de la sexualidad en el embarazo.

 Tercer trimestre

A estas alturas las relaciones pueden resultar algo incomodas por el volumen de la tripita y el tamaño del feto, es conveniente elegir la posición en la que ambos estén cómodos. En esta etapa es muy improbable que el parto se adelante. Se producen contracciones a consecuencia del orgasmo, pero son suaves. Muchos médicos no se ponen de acuerdo en si  mantener sexo en el último mes de embarazo es recomendable o no. Algunos opinan que las contracciones uterinas acompañadas por el orgasmo pueden poner en marcha los mecanismos del parto y otros que las relaciones en esta etapa ayudará a relajar la zona para el parto. Antes del parto, practicar sexo será beneficioso para relajar al bebé.

Posturas recomendadas y más placenteras

  • Postura del misionero ( Postura del hombre encima de la mujer) Practicable hasta el primer trimestre, se desaconseja a partir del cuarto mes.
  • La mujer encima( aconsejable) le permite a ella controlar los movimientos, el ritmo y la profundidad de la penetración.
  • De lado( Postura cómoda) la tripa está muy avanzada
  • Sentados
  • Desde atrás

sexualidad en el embarazo

Beneficios del sexo durante la gestación

Es enriquecedor tanto para mamá, papá y bebé.

Mamá: la práctica de una buena actividad sexual ejercita y fortalece los músculos de la vagina. Además de ser súper placentero y gratificante. La futura mamá al asumir en breve su rol, se siente importante y realizada en el papel como amante. El sexo en él embarazo es una modalidad de ejercicio  súper útil, estimula circulación sanguínea, ayuda a eliminar el estrés, etc.

Papá: la figura de la mujer embarazada es causa de potenciar el deseo sexual, ya que aumenta sus senos y curvas, y la mujer en muchos casos trasmitirá sensualidad.

Feto: súper productivo ya que el coito es beneficioso para el feto porque recibe más oxígeno y el orgasmo de la mamá le originará placer y le resultará agradable. Además de los movimientos y las contracciones.

Si tienes dudas acerca de sexualidad en el embarazo u otros problemas relacionados con tu embarazo, parto y desarrollo de tu bebé, no dudes en consultar con nuestras enfermeras expertas.

 

Dejar un comentario

Horario

Lunes-Domingo: 7 AM - 21 PM
¡Servicios urgentes!

Contacto

 Dirección: Calle de Vital Aza, 54, 28017 Madrid
Teléfono: 643 82 30 67

Email: info@pequesalus.com

Ofrecemos servicio de enfermeras Salus cualificadas en Madrid, Barcelona, Marbella, Andalucía y Málaga.

Suscríbete a nuestro boletín
Más Información